miércoles, 25 de julio de 2012

Poesía y Dedicatoria


Siempre tropezando, con la misma piedra
Hasta arriba del cuello, lleno de mierda
Arrastrando los pies cuidado con las aceras
Esperando al calor, esperando la primavera

Al menos que otra vez, recorra este océano…
Y que me lleve de nuevo, a la Calle de la risa
En la que yo me muevo, jugando, riendo

Dejarse la vida… en una partida
Como la bajara de póquer,
Como uñas de cera radiactiva

Todos locos, todos sinceros…
Miradas grises, que hielan
Siempre tropezando, con la misma piedra
Hasta arriba del cuello, lleno de mierda

‘’La manda, que ha sido guiada por un cruel pastor,
Que tiene más poder y se hace creer que puede dominar a bestias
Racionalmente irracionales… ni en el mundo de los vivos ni el de los inmortales…
Existe demonio como tú, si me dirijo a ti que robas a tu País, que ni vives ni dejas vivir...
Mientras te bañas en ríos de oro gente sufre en tus calles,
Quizás esto ya tu lo sabes... pero estas letras seguirán conquistando corazones y excitando todos los rincones’’